lunes, 27 de diciembre de 2010

Dia 13 (o el día que llovieron lágrimas)

Tights, tights, tights...
Puf, hoy sí que seré breve porque estoy reventada y quiero irme a la cama ya. Además tengo poco que contar porque los domingos, por mucho que una  lo intente, son domingos, es decir, son monótonos, aburridos e insustanciales.
Me levanté tarde, no desayuné, y me puse a estudiar (bye-bye días sabáticos). Mi madre se ha tirado toda la mañana de morros y con la lagrimita colgando todo el rato, y yo pasando del tema, claro está. La hora de comer ha sido un show: los cuatro sentados, alrededor de la mesa, y sin ser capaces de pronunciar una palabra, porque cualquier cosa sería capaz de despertar a la bestia (mi madre en estado de agresión total). Aquello era más triste que un funeral, en serio. Lo bueno es que como mi madre y yo no ejercíamos contacto visual alguno, he comido lo que me ha dado la gana, es decir, lo estrictamente necesario.
La tarde la he pasado estudiando y haciendo manualidades porque, como ya he comentado antes, mañana es el cumpleaños de una amiga y le he hecho una tarjeta de felicitación con cartulina naranja y la he decorado con unas mariposas hechas con origami verdes. Se ha quedado muy mona la felicitación.
Cuando ya faltaba poco para la hora de la cena, he pasado por el salón donde estaba mi madre y me ha hecho que me siente. Conclusión: charla de casi dos horas, la mayor parte de la misma provista de lágrimas maternas y mucha palabrería y sentimentalismo. Pero bueno, parece que se han arreglado las cosas. Mi madre ha reconocido que tuvo una actitud un tanto inmadura y que se tomó ese pego demasiado en serio y se ha disculpado. Yo le he quitado importancia a la cosa pero con un orgullo interno que hacía que no cogiera en la habitación de gozo (yo soy MUY orgullosa, qué se le va a hacer...)
Y poco más que contaros, bueno sí, que para cenar me he metido dos trozos de pizza... Soy un desastre, en fin, mañana tengo gimnasio, lo compensaré. Ah, por cierto, de peso sigo igual, la báscula no se ha movido hoy, ni para bien ni para mal. Eso es bueno, supongo.

Intake del día:
-Desayuno: nada.
-Comida: medio filete de pechuga de pollo (52 kcal)
-Cena: un trozo de pizza (270 kcal)
-Total: 322 kcal.

En fin, mañana me paso a leeros chicas, hoy estoy molida.
Un abrazo a todas,
 Johanne.

9 comentarios:

Deirdre dijo...

No te preocupes por la pizza, por comer algo así no se nota en el peso, máximo ocurre lo que tu dices, que la báscula se queda quieta.

Me alegro mucho de que hayas arreglado las cosas con tu madre :)

Ánimo mañana con el gym, a ver si yo vuelvo a hacer Body Combat :D

Un beso enorme :)

princesa heavy dijo...

me alegra lo de tu mami mañana a hecharle muchas ganas al ejercicio un besote :)

Morena dijo...

sii , es raro S: , viste qe se siente cmo el aire taaan taaan tenso que hastaa podrias caminar sobre el D: es horrible , pro suerte ya acabo.
Te adoro JS !

Jani Herrera ♥ dijo...

Leí algunas de tus entradas y me parecieron muy buenas ... Saludos y ánimo ;D

Cristal Lady dijo...

Las peleas con la familia siempre son tan incómodas... ese silencio que se produce y si bajas el orgullo y dices algo creo que es peor porque se avalanchan contra tí xD En fin, me alegro que todo se haya arreglado Johanne, me alegro mucho.

Un trozo de pizza no es nada... me alegro que tú si seas capaz de volver a estudiar, yo llevo posponiéndolo una semana xDDD

Besitos

Judith dijo...

Mejor que no se mueva porque si se mueve para mal....vv

me alegro que lo hayas arreglado con tu madre princesa^^

Que te lo pases bien en la fiesta de tu amiga

Besitos

LovelyConce dijo...

Bueno almenos se han arreglado las cosas, me alegro mucho. Yo tambien soy demasiado orgullosa y muy estúpida a veces, pero en fin. Besos guapisima<3

dragonfly dijo...

primera vez en tu blog! me a gustado mucho!
un abrazo!

♥ Prinz AzulPink ♥ dijo...

Que bueno que se hayan "arreglado" las cosas con tu mama!
Odio esos momentos de tension donde estan todos juntos y nadie habla.. esos silencios incomodos.. por lo mnos pudiste comer poco ;)
Mañana gym.. que lindas palabras! jejej
Un beso, cuidate